Habilidades Principales de un gran Diseñador Gráfico

¿Qué es lo que se espera de un GRAN diseñador gráfico? En este artículo hablaremos de todo lo que debes saber antes de comenzar en Virtalio. 

¡Compártelo!

A pesar de que el trabajo de todo diseñador gráfico es crear contenido visual, existen características que separan a los buenos de los mejores. Lo más importante es sin lugar a dudas las bases, resulta lo esencial para cualquier artista.

El mejor diseñador no es aquel que maneja una gran variedad de técnicas, sino aquel que perfecciona las herramientas básicas. Luego, utiliza las técnicas más modernas para complementar lo que consigue hacer con lo básico.

Pero, ¿Cuáles son estas herramientas básicas? ¿Qué es lo que se necesita para ser un GRAN diseñador gráfico? En este artículo hablaremos de eso.

La creatividad es el alma de un diseñador gráfico

Dentro de las muchas habilidades que un diseñador gráfico necesita para ser el mejor, la creatividad tiene que ser la primera. De nada sirve saber utilizar muchos programas, todas las herramientas a la mano si no sabes qué hacer con ellos.

La creatividad es el alma de los artistas. Por lo tanto, sin ella un diseñador gráfico no podrá alcanzar su máximo potencial. Mucho se dice que este es un talento innato, pero existen formas de adquirirlo, aprenderlo, y mejorarlo. Como sucede con la mayoría de las habilidades, la práctica hace al maestro.

Con la creatividad, lo que se desea crear queda plasmado en la mente. Lo siguiente es utilizar habilidades y técnicas para trasladar esa imagen hacia el mundo físico. Qué medio utilizar para hacerlo, también es parte del proceso creativo de cada diseñador gráfico.

El orden de los factores no altera el producto

Uno de los puntos más interesantes del diseño gráfico es que la idea puede nacer en cualquier parte de la cadena de diseño. Podría decirse entonces, que consiste en 3 secciones:

  1. La imagen que se crea en la mente del artista.
  2. El medio por el cual se plasma la imagen en algo físico.
  3. El mensaje o sentimiento que se pretende transmitir.

De esta manera, un diseñador gráfico podría tener la idea de que quiere transmitir un mensaje de amor. Desarrollando este proyecto, luego tocará escoger el medio para transmitirlo, como por ejemplo un afiche, un estampado o las redes sociales. Y finalmente, la ilustración o dibujo que transmite ese mensaje de amor.

De igual manera, puede comenzar con una imagen en su mente de un paisaje, y luego tocará escoger qué podría transmitir con esa ilustración. Parte de la creatividad de un diseñador gráfico está en comenzar en cualquier lugar de la cadena y desarrollar desde ahí.

Habilidades complementarias para los diseñadores

Aunque la creatividad es muy importante para un diseñador gráfico, existen muchas otras habilidades bien valoradas. Más allá de eso, son incluso necesarias, ya que sin ellas no se podría comunicar efectivamente mensajes a través de imágenes.

Uso de software de diseño

El mejor amigo de todo diseñador gráfico son sus programas para diseñar. Los más populares y conocidos en el mercado son los de adobe, pero esto no significa que sean los únicos. Además, ya de por si hay una gran variedad de programas dentro de adobe que sirven para un propósito distinto.

Illustrator es ideal para crear ilustraciones y vectores, mientras que con Photoshop es la mejor opción para editar fotografías. Cada uno tiene sus pros y sus contras, y es necesario conocerlos para sacar el máximo provecho a cada uno de ellos.

También hay diseñadores que manejan tan bien un sólo programa que lo utilizan para hacer todo

Estar al día con la tecnología

No se puede olvidar que el mundo no deja de girar y día a día se hacen mejoras o nuevas herramientas. Para mantenerse competitivo en el mercado laboral, un buen diseñador gráfico debe estar al tanto de las nuevas tecnologías. Seguir usando programas que ya tienen mejoras lo dejará atrás respecto a otros diseñadores.

Estar consciente del mundo que lo rodea

Al tener que comunicar información, conocer lo que está sucediendo en la sociedad puede ayudar a llegar a las personas de una forma más efectiva. Cuando se diseña para un público en específico, se debe conocer qué le gusta a ese público, qué los mueve.

Así se pueden hacer creaciones que capten su atención y no den lugar a interpretaciones personales.

Ser flexible y ser capaz de seguir órdenes

Cuando se trabaja para un cliente el diseñador no tiene una libertad total para hacer todo lo que quiera. Puede que la persona tenga requisitos específicos, como que desee que se incluyan en él contenido visual, como, por ejemplo: fotos personales.

Un buen diseñador gráfico debe ser capaz de cumplir a cabalidad con lo que sus clientes le piden. Tiene que haber una buena sinergia entre seguir las instrucciones y aplicar su conocimiento. Quizás lo que el cliente quiera no sea posible desde el punto de vista del diseñador, o haya mejores opciones.

Comunicar de una manera apropiada

No hay dudas de que la comunicación es una de las habilidades esenciales de un diseñador gráfico. ¿Cómo podrían ser capaces de transmitir mediante imágenes algo que no son capaces de expresar en palabras?

Una ilustración por más bonita que sea no servirá de nada si no es capaz de transmitir efectivamente un mensaje. Las ideas del cliente y el diseñador deben quedar sintetizadas de una manera clara en el trabajo.

La habilidad de poder comunicarse no se trata solo de la parte del diseño, sino también a un nivel personal. Durante el proceso de creación habrá reuniones y charlas entre el diseñador y los clientes o el equipo de trabajo. De no ser capaz de lograr una comprensión entre todas las partes, el producto final estará lejos del deseado.

Es más, quizás nunca se empiece a trabajar o se abandone el proyecto a la mitad.

Trabajar en base a problemas

Así cómo hay clientes que proporcionan muchos datos e información, hay otros que por el contrario no tienen claro lo que quieren. Mientras que para algunos esta es una señal de no perder su tiempo con esa clase de personas, los buenos diseñadores reconocen una oportunidad.

Sacan la mayor cantidad de información posible del cliente, establecen cuál es su problema y construyen desde cero una solución. Con el producto final, el cliente estará convencido de que eso era lo que buscaba a pesar de que no lo sabía.

Saber manejar el estrés y los bloqueos

Por una u otra razón, muchas veces el diseñador gráfico se sentirá abrumado. Los bloques donde las ideas simplemente no fluyen son algo muy común en cualquier actividad que requiera de creatividad. Ninguna persona se salva de momentos así, por lo que los que son mejor valorados son los que saben lidiar con ello.

Aquellos que poseen un autoconocimiento que les permite saber la forma de acabar con su bloqueo. O que tienen métodos para lidiar con él de una manera u otra. En cualquier caso, se trata de ser consciente de que no siempre se estará al 100%, y tener una respuesta preparada para esos casos.

Saben usar los colores

Todo buen artista conoce sobre la teoría del color. Para decirlo de una manera sencilla, cada color representa un sentimiento o emoción distinta. Saber manejar este aspecto para despertar todo un abanico de sensaciones en las personas es propio de los mejores diseñadores gráficos.

A veces el diseño final se siente como si algo le faltara, o si el cliente no está del todo satisfecho. En estos casos el color puede ser la respuesta, ya sea cambiando uno o añadiendo un tono extra. Esta habilidad es algo que se desarrolla con la práctica.

Trabajo en equipo

El trabajo del diseñador gráfico tiene muchos aspectos en solitario, como la parte de desarrollo además del proceso creativo. Aun así, rara vez estará solo. Otros diseñadores, clientes, u otros departamentos son acompañantes comunes. 

Un buen diseñador gráfico sabe desenvolverse junto a todas estas personas, haciendo su parte y permitiendo a los demás hacer la suya.

¿Dónde encontrar los mejores diseñadores gráficos?

Virtalio ofrece servicios de diseño gráfico dirigido a empresas, negocios y profesionales. Con una tarifa fija mensual, podrás solicitar diseños, revisiones, cambios y adaptaciones para todas tus marcas. 

No necesitas tener grandes conocimientos de diseño, ni tampoco fundar un departamento gráfico en tu empresa. Déjale la parte visual a aquellos que mejor saben hacerlo y concéntrate en las áreas que realmente requieran tu atención.

En Virtalio nos enfocamos en el diseño gráfico para apoyar tu crecimiento. Contáctanos y permítenos asistirte con soluciones precisas.  

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más desde Nuestro Blog

Marketing

Filtros de Zoom y cómo usarlos correctamente

Los filtros de Zoom son ideales para mostrar videoconferencias poco tradicionales o más divertidas. Pueden ser útiles en todos los ámbitos, aunque debes conocer cómo

Usamos cookies para asegurar una mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, acepta el uso de estas cookies.

¿Tienes preguntas?